Radiología
HISTORIA DE LA RADIOLOGIA
Album de fotos
Curriculum vitae
foro de preguntas
links
HISTORIA DE LA RADIOLOGIA

Imagen
Los rayos x fueron descubiertos en 1695 por el físico alemán Wilhelm C. Roentgem. Fueron descubiertos en forma accidental cuando éste científico estudiaba los rayos catódicos en un tubo de descarga gaseosa de alto voltaje, a pesar de que el tubo estaba dentro de una caja de cartón negro, el científico vio en una pantalla de plationuro de bario que casualmente estaba cerca emitía luz fluorescente siempre que funcionaba el tubo. Después de esta ocasión siguió habiendo experimentos adicionales y dijo que la luz o fluorescencia se debía a una radiación invisible más bien que lo emitía.
Los rayos x son radiaciones electromagnéticas cuya longitud de onda va desde unos 10 NM a 0.001nm (1nm o manómetro equivale a 10-9m.
Cuando menor es la longitud de onda de los rayos x son más fuertes para penetrar, a los rayos con mayor longitud de onda cercanas a la banda ultravioleta. Se conocen como rayos x blandos y a los que poseen menor longitud de ondas se les denomina rayos x duros que también se solapan con los rayos gamma o más bien se acercan a las longitudes que poseen éste tipo de rayos.
Hay otro tipo de rayos x que están formados por una variedad o mezcla de diferentes magnitudes o longitudes, a estos rayos se les conoce como rayos x blancos.
Los rayos x se producen con ondas de electrones atómicos.
Cuando los rayos x llegan a al cuerpo ocupan llegar a la masa con mucha densidad para que las ondas electromagnéticas choquen y se produzcan sombras que aparecen en las laminas radiográficas o en las placas fotográficas.
Los rayos x duros sirven para lo que es la industria, para la destrucción de las células cancerosas o mejor denominado tumor. Los rayos x suaves se utilizan para lo que son las placas radiográficas. En estos últimos se utiliza una barrera de protección para que no todas las ondas lleguen al paciente.
Roentgem al ir estudiando los rayos x observo que a los objetivos con mayor densidad los rayos x impenetran y a otros objetos con menor densidad los llegan a transmitir fácilmente. Los rayos x fueron llamados radio pacos y a los elementos que pueden trasmitirlos fácilmente los rayos x como la madera radio lucidos.
Para que las viseras que nos son totalmente visibles en una fotografía radiográfica se pueda observar se ocupa administrarle al órgano o visera una sustancia para que dicho órgano se vuelva opaco pueda observarse en la imagen. Para tomar estas imágenes existen varias técnicas que son muy comúnmente habladas. Estas son la tomografía, imágenes radio nucleares y el ultrasonido.
Los rayos x desde su inicio fueron utilizados para tomar radiografías esqueléticas como por ejemplo la primer radiografía que se tomo fue hecha por el Sr. Roentgem hacia su esposa la cual le toma una mano, la cual fue su primer radiografía y por lo tanto la más primitiva en cuanto a tecnología que ahora se tiene, años mas tarde se fueron tomando radiografías con diferentes tipos de sustancias pero iban observando que no eran seguras o que tenían algún tipo de problema con la materia que utilizaban.
Ahora en día existen varias formas o es decir instrumentos en los cuales los rayos x son producidos por paquetes de energía los cuales se les denomina fotones. Ahora en día existen instrumentos necesarios para producir rayos x, este es el tubo de rayos x, hasta complejas maquinas que cumplen con la misma función. El tubo de rayos x esta constituido en su interior por un cátodo, una cúpula de enfocación ventanilla de blanco, filamento ánodo y una ampolla de vidrio. Existe otro de forma rotatoria que en ves de poseer un ánodo fijo posee un ánodo giratorio el cual se mantiene girando.
Los rayos x tienen la capacidad de atravesar la materia ya que esta no es uniformemente estrecha y posee pequeños espacios por los cuales atraviesan los rayos x. tiempo de pasar por la materia orgánica o de un ser viviente puede ocasionar cambios en su estructura y funcion ademas de que los átomos se vuelven inestables por que al pasar los rayos x por esa materia y como son iónicos estos rayos ionizan la materiay esto ocasiona que la masa o cuerpo de materia pierda su propiedades originales.
A estos cambios que se ocasionan en los átomos ocasiona que los tejidos de dicho organismo tengan alteraciones pos las cuales pueda realizar funciones diferentes alas que debería de estar haciendo por eso los rayos con mayor exposición en los organismos vivos causa alteraciones en los tejidos ocasionando tumores o alteraciones en la actividad orgánica. Otro efecto que puede ocasionar los rayos x es que algunas sustancias producen luz y se tornen fluorescentes.
Los rayos x son muy parecidos a la luz que habitualmente tenemos en nuestra casa ya que con esta luz puedes cerrar sombras y con los rayos x crear sombras en una placa de la parte ósea que sé esta tomando. La radiografía es el procedimiento para obtener fotografías con sustancias radioactivas o con rayos x, al material expuesto y procesado que contiene la imagen radiográfica también se denomina radiografía. La aplicación de estas radiografías es esencialmente para producir un objeto, en una película etc. Obtener una imagen en un material sensible a la luz.
Los rayos x se atenúan dé acuerdo con los tejidos que queramos plasmar en una radiografía la parte mas tenua es para sacar tejido óseo y una mas oscura para sacar aire en este caso la radiografía medica su objetivo es dar información diagnostica como sea posible que sea con el requisito de someter al paciente a una exposición razonable.
Tubo de rayos catódicos, tubo electrónico o contenedor de vidrio al vacío, que en un extremo tiene un cátodo o electrodo negativo y un dispositivo de cañón (o disparador) de electrones que proyecta un haz de electrones contra una pantalla luminiscente situada en el extremo opuesto del tubo. Cada vez que los electrones golpean la pantalla, aparece una mancha brillante de luz. Los tubos de rayos catódicos se utilizan como tubos de imagen en los receptores de televisión y como pantallas de presentación visual en equipos de radar, instalaciones informáticas y osciloscopios.
Los electrones son emitidos por un cátodo de caldeo indirecto situado en el cañón de electrones. Una serie de rejillas de potencial positivo con respecto al cátodo aceleran los electrones a medida que éstos pasan a través de ellas. A continuación, los electrones atraviesan una serie de ánodos en forma de rosquilla que dirigen la corriente de electrones para que golpeen sobre la pantalla luminiscente como finas punzadas. Entre el cañón de electrones y la pantalla existen dos conjuntos de placas deflectoras eléctricas, o bien dos conjuntos de bobinas deflectoras magnéticas. Las placas deflectoras eléctricas se utilizan en los tubos catódicos pequeños, mientras que las bobinas deflectoras magnéticas se emplean en los tubos catódicos grandes, ya que en éstos se requiere una deflexión amplia, por ejemplo en los tubos de televisión.
En los tubos catódicos que contienen placas deflectoras eléctricas, un par horizontal de placas controla el movimiento del haz de electrones hacia arriba y hacia abajo, mientras que un par vertical controla el movimiento del haz de izquierda a derecha. En cada par de placas, una de ellas tiene una carga de electricidad negativa y la otra una carga positiva. Si las cargas son de idéntico valor, el haz golpeará el centro de la pantalla luminiscente. Si las cargas no son iguales, el haz de electrones será desviado. El grado de deflexión dependerá de la tensión aplicada a las placas. A medida que varíe la señal aplicada a las placas horizontales, variará la mancha de luz sobre la superficie del tubo, que se moverá hacia arriba o hacia abajo, según los cambios de tensión. Si varía la tensión de las placas verticales, el haz de electrones se moverá horizontalmente en la superficie del tubo.
Las bobinas deflectoras magnéticas funcionan de manera similar, con la diferencia de que el haz de electrones es desviado por las variaciones en la potencia de los campos magnéticos que atraviesa.
Tubo de rayos catódicos, tubo electrónico o contenedor de vidrio al vacío, que en un extremo tiene un cátodo o electrodo negativo y un dispositivo de cañón (o disparador) de electrones que proyecta un haz de electrones contra una pantalla luminiscente situada en el extremo opuesto del tubo. Cada vez que los electrones golpean la pantalla, aparece una mancha brillante de luz. Los tubos de rayos catódicos se utilizan como tubos de imagen en los receptores de televisión y como pantallas de presentación visual en equipos de radar, instalaciones informáticas y osciloscopios.
Los electrones son emitidos por un cátodo de caldeo indirecto situado en el cañón de electrones. Una serie de rejillas de potencial positivo con respecto al cátodo aceleran los electrones a medida que éstos pasan a través de ellas. A continuación, los electrones atraviesan una serie de ánodos en forma de rosquilla que dirigen la corriente de electrones para que golpeen sobre la pantalla luminiscente como finas punzadas. Entre el cañón de electrones y la pantalla existen dos conjuntos de placas deflectoras eléctricas, o bien dos conjuntos de bobinas deflectoras magnéticas. Las placas deflectoras eléctricas se utilizan en los tubos catódicos pequeños, mientras que las bobinas deflectoras magnéticas se emplean en los tubos catódicos grandes, ya que en éstos se requiere una deflexión amplia, por ejemplo en los tubos de televisión.
En los tubos catódicos que contienen placas deflectoras eléctricas, un par horizontal de placas controla el movimiento del haz de electrones hacia arriba y hacia abajo, mientras que un par vertical controla el movimiento del haz de izquierda a derecha. En cada par de placas, una de ellas tiene una carga de electricidad negativa y la otra una carga positiva. Si las cargas son de idéntico valor, el haz golpeará el centro de la pantalla luminiscente. Si las cargas no son iguales, el haz de electrones será desviado. El grado de deflexión dependerá de la tensión aplicada a las placas. A medida que varíe la señal aplicada a las placas horizontales, variará la mancha de luz sobre la superficie del tubo, que se moverá hacia arriba o hacia abajo, según los cambios de tensión. Si varía la tensión de las placas verticales, el haz de electrones se moverá horizontalmente en la superficie del tubo. as bobinas deflectoras magnéticas funcionan de manera similar, con la diferencia de que el haz de electrones es desviado por las variaciones en la potencia de los campos magnéticos que atraviesa.

La Radiactividad, es desintegración espontánea de núcleos atómicos mediante la emisión de partículas subatómicas llamadas partículas alfa y partículas beta, y de radiaciones electromagnéticas denominadas rayos X y rayos gamma. Al observar que las sales de uranio podían ennegrecer una placa fotográfica aunque estuvieran separadas de la misma por una lámina de vidrio o un papel negro.
También se habia comprobó que los rayos que producían el oscurecimiento podían descargar un electroscopio, lo que indicaba que poseían carga eléctrica. En 1898, los químicos franceses Marie y Pierre Curie dedujeron que la radiactividad es un fenómeno asociado a los átomos e independiente de su estado físico o químico. También llegaron a la conclusión de que la pechblenda, un mineral de uranio, tenía que contener otros elementos radiactivos ya que presentaba una radiactividad más intensa que las sales de uranio empleadas por Becquerel.
El matrimonio Curie llevó a cabo una serie de tratamientos químicos de la pechblenda que condujeron al descubrimiento de dos nuevos elementos radiactivos, el polonio y el radio. Marie Curie también descubrió que el torio es radiactivo. En 1899, el químico francés André Louis Debierne descubrió otro elemento radiactivo, el actinio. Ese mismo año, los físicos británicos Ernest Rutherford y Frederick Soddy descubrieron el gas radiactivo radón, observado en asociación con el torio, el actinio y el radio.
Marie Curie acuñó el término radiactividad para las emisiones del uranio detectadas en sus primeros experimentos. Más tarde, junto con su marido, descubrió los elementos polonio y radio.Culver Pictures
Pronto se reconoció que la radiactividad era una fuente de energía más potente que ninguna de las conocidas. Los Curie midieron el calor asociado con la desintegración del radio y establecieron que 1 gramo de radio desprende aproximadamente unos 420 julios (100 calorías) de energía cada hora. Este efecto de calentamiento continúa hora tras hora y año tras año, mientras que la combustión completa de un gramo de carbón produce un total de 34.000 julios (unas 8.000 calorías) de energía.
estos primeros descubrimientos, la radiactividad atrajo la atención de científicos de todo el mundo. En las décadas siguientes se investigaron a fondo muchos aspectos del fenómeno.
Los comienzos de la radiactividad En el lugar donde se aislaron las primeras sustancias radiactivas no se trabajaba únicamente en la exploración de los secretos de la materia: el laboratorio dirigido por Marie Curie estuvo estrechamente relacionado con la industria, la medicina e incluso la política. Tambien hay dos tipos de radiación Partículas alfa Una partícula alfa está formada por dos protones y dos neutrones que actúan como una única partícula. Son núcleos de átomos de helio. Cuando un núcleo radiactivo inestable emite una partícula alfa, éste se convierte en un núcleo de un elemento distinto.Rayos gamma
Los rayos gamma (fotones de alta energía) son emitidos por el núcleo de un átomo tras sufrir una desintegración radiactiva. La energía del rayo gamma (generalmente similar a la de los rayos X de alta energía) corresponde a la diferencia de energías entre el núcleo original y los productos de la desintegración. Cada isótopo radiactivo emite rayos gamma con una energía característica. Rutherford descubrió que las emisiones radiactivas contienen al menos dos componentes: partículas alfa, que sólo penetran unas milésimas de centímetro en el aluminio, y partículas beta, que son casi 100 veces más penetrantes.
En experimentos se sometieron las emisiones radiactivas a campos eléctricos y magnéticos, y estas pruebas pusieron de manifiesto la presencia de un tercer componente, los rayos gamma, que resultaron ser mucho más penetrantes que las partículas beta. En un campo eléctrico, la trayectoria de las partículas beta se desvía mucho hacia el polo positivo, mientras que la de las partículas alfa lo hace en menor medida hacia el polo negativo; los rayos gamma no son desviados en absoluto. Esto indica que las partículas beta tienen carga negativa, las partículas alfa tienen carga positiva (se desvían menos porque son más pesadas que las partículas beta) y los rayos gamma son eléctricamente neutros.

Desintegración beta Hay dos tipos de desintegración beta. En la que se muestra a la izquierda, un neutrón se convierte en un protón emitiendo un antineutrino y una partícula beta cargada negativamente. En la de la derecha, un protón se convierte en un neutrón emitiendo un neutrino y una partícula beta positivamente cargada. Las partículas beta positivas se llaman positrones, y las negativas electrones. Después de la desintegración, el núcleo del átomo contiene un protón más o menos, por lo que constituye un elemento nuevo, con número atómico distinto.
El descubrimiento de que la desintegración del radio produce radón demostró de forma fehaciente que la desintegración radiactiva está acompañada de un cambio en la naturaleza química del elemento que se desintegra. Los experimentos sobre la desviación de partículas alfa en un campo eléctrico demostraron que la relación entre la carga eléctrica y la masa de dichas partículas es aproximadamente la mitad que la del ion hidrógeno. Los físicos supusieron que las partículas podían ser iones helio con carga doble (átomos de helio a los que les faltaban dos electrones).
El ion helio tiene una masa unas cuatro veces mayor que el de hidrógeno, lo que supondría que su relación carga-masa sería efectivamente la mitad que la del ion hidrógeno. Esta suposición fue demostrada por Rutherford cuando hizo que una sustancia que emitía partículas alfa se desintegrara cerca de un recipiente de vidrio de paredes finas en el que se había hecho el vacío. Las partículas alfa podían atravesar el vidrio y quedaban atrapadas en el recipiente; al cabo de unos días pudo demostrarse la presencia de helio elemental utilizando un espectroscopio. Más tarde se demostró que las partículas beta eran electrones, mientras que los rayos gamma eran radiaciones electromagnéticas de la misma naturaleza que los rayos X pero con una energía considerablemente mayor.


En la época en que se descubrió la radiactividad, los físicos creían que el átomo era el bloque de materia último e indivisible. Después se comprobó que las partículas alfa y beta son unidades discretas de materia, y que la radiactividad es un proceso en el que los átomos se transforman (mediante la emisión de una de estas dos partículas) en nuevos tipos de átomos con propiedades químicas nuevas. Esto llevó al reconocimiento de que los propios átomos deben tener una estructura interna, y que no son las partículas últimas y fundamentales de la naturaleza.

En 1911, Rutherford demostró la existencia de un núcleo en el interior del átomo mediante experimentos en los que se desviaban partículas alfa con láminas delgadas de metal. Desde entonces, la hipótesis nuclear ha evolucionado hasta convertirse en una teoría muy elaborada de la estructura atómica, que permite explicar todo el fenómeno de la radiactividad. En resumen, se ha comprobado que el átomo está formado por un núcleo central muy denso, rodeado por una nube de electrones.
El núcleo, a su vez, está compuesto de protones, cuyo número es igual al de electrones (en un átomo no ionizado), y de neutrones. Estos últimos son eléctricamente neutros y su masa es aproximadamente igual a la de los protones. Una partícula alfa (un núcleo de helio con carga doble) está formada por dos protones y dos neutrones, por lo que sólo puede ser emitida por el núcleo de un átomo. Cuando un núcleo pierde una partícula alfa se forma un nuevo núcleo, más ligero que el original en cuatro unidades de masa (las masas del neutrón y el protón son de una unidad aproximadamente). Cuando un átomo del isótopo de uranio con número másico 238 emite una partícula alfa, se convierte en un átomo de otro elemento, con número másico 234. (El número másico de un núcleo es el número total de neutrones y protones que contiene; es aproximadamente igual a su masa expresada en unidades de masa atómica). Cada uno de los dos protones de la partícula alfa tiene una carga eléctrica positiva de valor unidad.

Imagen